Limpieza de personas y casas

 

Energéticamente, todo lo que pasa en un lugar o espacio físico–pensamientos, emociones y acciones- se quedan allí en ese lugar; las paredes, pisos y muebles quedan impregnados con esas energías.

Las energías provenientes de discusiones, momentos desagradables, preocupaciones, enfermedades, miedos y otras energías que nos disturban –incluyendo espíritus no deseados- pueden quedarse y perturbar el balance armonioso de tu casa o lugar de trabajo. Por eso es tan importante limpiar la energía de tu casa como lo es limpiar tu propio campo energético.

¿Pero cómo podemos limpiar nuestros hogares de estas energías negativas y reclamar nuestro “Hogar Dulce Hogar”?

Lo bueno es que los ángeles pueden ayudarnos con éste proceso- al igual que en todo lo que necesitemos, por supuesto.